La Ley Sin de la Iglesia

Posted on 3 febrero, 2011 por

1


Álex de la Iglesia es director de cine y actualmente ostenta el cargo de presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, aunque por poco tiempo. La polémica acerca de la Ley Sinde le ha llevado a dimitir por su cambio de opinión que ya dejó entrever en las jornadas dedicadas al cine de los años 80.

El director Álex de la Iglesia

El 19 de marzo de 2010 es la fecha clave. Desde ese momento, el gobierno aprobó la Ley de Economía Sostenible, que incluye en la disposición final la normativa denominada como Ley Sinde. Esta normativa supone un cambio trascendental en la visión actual de internet ya que las páginas web donde los internautas descargan las películas podrían ser perseguidas con su consecuente cierre. La polémica está servida. Al principio, de la Iglesia se mostraba a favor de la ley y meses más tarde, tras una reunión con los internautas, el director ha cambiado de opinión. Aunque todavía no se sabía nada acerca de su dimisión como presidente de la Academia, el director ya mostraba un acercamiento con los contrarios a la Ley Sinde durante su visita a Alicante: ”Ahora ya no se lleva cambiar de opinión. Si cambias de idea no eres fiel a ti mismo, eres un payaso que no tienes las cosas claras, un vendido y, probablemente un traidor y por ultimo un cobarde”. Así de tajante se mostró durante la charla en la que añadió también que no existe posibilidad de debate si alguien no cambia de opinión: “ceder significa cambiar de opinión, si no, no hay posibilidad de dialogo. El dialogo está mal visto porque significa hablar con otro que piensa diferente a ti. Yo he hablado con gente y he cambiado de opinión”, sentenció Álex de la Iglesia.

Arcadi Espada: “España es, probablemente, el país donde la piratería está más extendida”

En principio, estas declaraciones no iban a ir más allá pero, según relata Luis Martínez en El Mundo, Álex de la Iglesia hacía efectivo el anuncio, vía Twitter, a modo de contestación  a una sugerencia envenenada que decía que si de verdad le ofendía la ley debía dimitir. Desde ese día, las opiniones no se han hecho esperar. El redactor de El Mundo explica que, tras la declaración del cineasta, un productor “entre el cabreo y la decepción” definió al presidente como una “víctima del Síndrome de Estocolmo”. Sin embargo, desde la FAPAE destacan a de la Iglesia “por su capacidad para acerca el cine español a su público”. Por tanto, se generan dos corrientes a partir del anuncio de la dimisión como presidente de la Academia, gente a favor de la ley y gente en contra. Arcadi Espada es uno de los defensores de la Ley Sinde. Éste apunta que España: “es, probablemente, el país donde la piratería está más extendida” Además, Espada señala que los internautas “sólo han sido capaces de vocear y de convocar una manifestación que reunió a 35 personas y 35 millones de tweets y que no se conoce que de ese magma incierto surgiera una sola propuesta sintácticamente armada”. Pero donde más hincapié hace es en el papel del Gobierno. Arcadi espera que el gobierno “sea capaz de dotar a los creadores y a su público de un marco legal justo, eficaz y avanzado”.  La otra cara de la moneda es la del abogado Carlos Sánchez Almeida, contrario a la Ley Sinde. El abogado considera que el verdadero debate no gira alrededor de los derechos de autor o la libertad de expresión, sino sobre “las guerras de audiencia”. Por tanto, Sánchez Almedia asegura que el objetivo de los conquistadores es “ocupar el nicho ecológico de los nativos digitales”. De esta forma, la Ley Sinde se convertiría en un “modelo de explotación consistente en utilizar los recursos de la administración pública para deforestar y terraformar el territorio de conquista”.

Álex de la Iglesia: “En España no estamos orgullosos de lo que hacemos y menos de los artistas”

Pero el director también tiene una opinión concreta sobre la industria del país y los errores que encuentra en ella con respecto a otros países: “Hay que apoyar a la industria y necesitamos una cobertura política que no hay.” El objetivo que hay que alcanzar, según de la Iglesia, es conseguir que el cine sea una industria seria, que llegue el momento en que no se obligue a los sectores a invertir en cine sino que ellos mismos quieran hacerlo porque se gane dinero. Asimismo, el bilbaíno apunta que en España “lo hacemos mal, pero hay gente que lo hace peor como por ejemplo el cine italiano”. El director describe este cine como “el mejor del mundo y se lo han cargado”. Por otro lado, también habla del audiovisual francés: “En Francia los jueves no emiten películas en la televisión porque hay estrenos en el cine”. Aquí se muestra, claramente la diferencia con el país vecino según de la Iglesia: “Allí definen su trabajo y en este país no. No estamos orgullosos de lo que hacemos y menos de los artistas, es un hecho.”

Entre tanta polémica sólo hay una cosa clara, las posiciones a favor y en contra se mantienen pero con sorpresas como la del director que ha movido ficha para desentenderse de su cargo de presidente. A partir de ahora sólo queda esperar para ver qué será de la ley Sin De la Iglesia.

– El video de la charla impartida en Alicante sobre el cine de los 80 puede verse aquí

Anuncios
Posted in: Desde dentro