Realización móvil, un nuevo campo de batalla para la creatividad

Posted on 3 febrero, 2011 por

2


Las cámaras y lentes son cada vez de mayor calidad /Emran Kassim (Flickr)

Asistimos a una evolución vertiginosa de las cámaras incorporadas a los teléfonos móviles. Y con ella, surgen nuevas formas de entender la fotografía: incluso ya se habla de la “iPhonografía”. Pero no cambia sólo la concepción de la imágenes estáticas, sino la grabación de video por móvil. El 23 de diciembre se entregaban los premios de la cuarta edición del español Movil Film Fest. Y no es el único festival dedicado a la realización con móvil: Está el francés Mobile Film Festival, el Mobifest o el SHORTSNONSTOP. Sin ir más lejos, en diciembre se realizó un taller de producción móvil  en Alicante (InCinema entrevistó a una de los ponientes, Mara Balestrini). ¿Qué supone este método de producción para el realizador?

García ganó la edición anterior del Movil Film Fest /Cortesía de Flavio G. García

Para Flavio G. García, ganador de la anterior edición del Movil Film Fest con Inter – face y cuya última propuesta, Lanzadera, ha recibido el premio al mejor actor, supone un gran ahorro:  “Yo grabo en vídeo muy a menudo. Cuando antes salía a grabar debía planearlo, comprar cintas, cargar las baterías, llevar la bolsa de la cámara. Eso ha cambiado. Ahora, simplemente, grabo en cualquier momento que lo necesite, del mismo modo que anotaría una idea en una servilleta de papel”. Pero las ventajas no son únicamente técnicas: “Las imágenes de los móviles pueden retratar muy bien lo cotidiano y la intimidad, y también resultan muy plásticas y expresivas”. Ideales, opina, para los géneros subjetivos, como los diarios filmados.

Para el director de Movil Film Fest, Alberto Tognazzi, lo más importante es el coste de de crear un celumetraje: “cero”. Además, destaca la inmediatez y ubicuidad de estos dispositivos. “Los móviles caben en todas partes”, añade.

Por otro lado, Víctor Perelló, estudiante de Comunicación Audiovisual en la Ciudad de la Luz, destaca las desventajas de rodar con móvil: “Las lentes son peores, no se le puede poner el objetivo que te interese, no se controla tan bien la exposición, no capta el sonido con calidad, tiene zoom digital en vez de óptico y los movimientos son más difíciles de controlar”. Sin embargo, Mara Balestrini, aun reconociendo estas taras,  descubre en ellas nuevas posibilidades creativas y estéticas. Además, añade la capacidad de viralización de un video registrado de esta forma: “Cuando grabas por móvil, esos videos pueden ser enviados por MMS o subidos directamente a internet y distribuirse en redes sociales”.

Balestrini: “Cuando grabas por móvil, esos videos pueden ser enviados por MMS o subidos directamente a internet y distribuirse en redes sociales”

Ahora es imposible adquirir un móvil sin que tenga una cámara incorporada y, con las redes sociales y páginas como YouTube, cualquiera puede publicar y promocionar sus trabajos. ¿Podríamos hablar de una democratización de la producción audiovisual? García matiza: “Es algo que se repite periódicamente con la aparición de nuevos formatos, más asequibles, desde hace mucho tiempo. Se dijo con la aparición del 16 mm y el Súper 8, con la llegada del vídeo digital, la edición doméstica e Internet. Se repite ahora a propósito de la Red One, la Canon 5D y el móvil, que efectivamente, hacen asequibles resoluciones y calidades mayores a costes bajos”.  Para el director “una auténtica democratización audiovisual no debería basarse sólo en cambios tecnológicos.” “Nos queda, culturalmente, mucho por recorrer”, concluye. Para Tognazzi y Mara Balestrini, es algo que ya está pasando.

No hay duda alguna de que el potencial de las páginas de material audiovisual subido por los usuarios es enorme: Youtube recibe más de 2000 millones de visitas al día, 200 millones vía móvil. Quizás esta inmensa oferta potencial comporte una amenaza para los realizadores tradicionales, “de escuela”. Perelló no se siente intimidado: “Cualquiera puede grabar, pero se trata de hacerlo con sentido estético, con sensibilidad o con los resortes que hacen que una historia tenga interés y provoque emociones. Eso no se demuestra con un título oficial, sino con los trabajos que demuestren tu capacidad, independientemente de dónde se haya aprendido”.

Tognazzi niega en rotundo que sea un peligro. Más aún, ve estos cambios como una oportunidad: “Creo el triunfo de las historias bien contadas”. Balestrini se niega a ver al realizador amateur como un enemigo: “Los realizadores ‘de escuela’ los podemos ver como una competencia, o podemos nutrirnos de ellos y abrir el juego de lo audiovisual para que sea más democrático, abierto y colaborativo”.

Grandes directores como Godard, De Palma o Par-chan Wook ya se han apuntado a la realización con cámaras de móvil

García tampoco se siente amenazado. “Podríamos preguntárselo a Godard, que ha grabado parte de su última película, Film Socialisme, con un móvil, aunque él no sea precisamente ‘tradicional’… También lo utilizó en su momento Brian de Palma en Redacted, o Joseph Morder, que hizo la primera película francesa de esta forma (Quisiera compartir la primavera con alguien). Park Chan-wook lo emplea ahora un un nuevo mediometraje (Paranmanjang)”.

Pese a que por ahora las cámaras domésticas sobrepasan en calidad a los móviles, el coste y disponibilidad de unos y otros puede hacerle decantarse por ni invertir en una cámara a más de uno. Sin duda alguna, hay más cámaras en móviles que cámaras caseras. Y encontramos realizadores de peso, procedentes de distintos continentes,  que ya se han apuntado a rodar con móvil. ¿Dónde está el límite de los smartphones? Tognazzi prefiere contestar con otra pregunta: “¿Existe límite a la inteligencia?”

http://www.flavioggarcia.net/p/bio.html

Yo grabo vídeo muy a menudo. Cuando antes salía a grabar debía planearlo, comprar cintas, cargar las baterías, llevar la bolsa de la cámara. Eso ha cambiado. Ahora, simplemente, grabo en cualquier momento que lo necesite, del mismo modo que anotaría una idea en una servilleta de papel.

Posted in: Tecnología