El Jackie Chan español

Posted on 3 marzo, 2011 por

12


Ignacio Serapio tiene 33 años y más de la mitad los ha dedicado a las artes marciales, especialidad donde ha logrado proclamarse campeón mundial en cinco ocasiones. Pero no sólo eso, Serapio ha interpretado a Batman en el show de especialistas del parque Warner de Madrid y ha participado en proyectos como luchador haciéndole frente al actor Hugo Silva en Los Hombres de Paco y a David Janer en Águila Roja.

Ignacio Serapio durante una grabación

Desde hace años este actor se ha preparado para hacer todas sus secuencias él mismo, siguiendo la filosofía de Jackie Chan de no utilizar dobles en las escenas de riesgo. Durante años estuvo trabajando sus dos pasiones por separado: la interpretación y las artes marciales, logrando numerosos éxitos en ambos campos. Fue en la profesión de especialista de acción donde pudo, finalmente, combinar ambas tareas: “Mi objetivo no es ser doble para las escenas de riesgo, sino poder contar historias sin necesidad de utilizar dobles, que el público pueda ver que el personaje es el mismo en todo momento.” Para ello, Serapio se ha formado como especialista entre Estados Unidos y España, transformando sus movimientos de artes marciales acrobáticas en “lucha escénica”.

Nacho Serapio: “No es necesario dar ningún consejo a otros actores porque son de los pocos del gremio que valoran nuestro trabajo, se dejan llevar y escuchan”

Todo ello es lo que le permite ayudar a otros actores a formar parte de este tipo de escenas de riesgo en las que el especialista trabaja de forma concreta: “Se prepara un programa de entrenamiento adaptado a la persona y el tiempo de que se disponga. Normalmente los actores sólo realizarán las escenas de primeros planos, pero se procura que el actor pueda llegar a hacer casi todo, aunque luego sea doblado por un especialista”. Lo normal es que el entrenador aconseje al actor a la hora de realizar este tipo de escenas por primera vez, sin embargo, Serapio explica que no es necesario porque los actores son de los pocos del gremio que “valoran nuestro trabajo y entienden lo difícil que es hacer lo que nosotros hacemos, por eso se dejan llevar y escuchan”. Esta característica es fundamental en cualquier persona que forme parte de una secuencia arriesgada. Las armas suelen ser habituales, aunque nunca reales, y para usarlas correctamente se requiere “mucho ensayo”. Además, “las armas de fogueo comienzan a sustituirse por otras menos peligrosas metiendo los impactos posteriormente en postproducción”, remarca el actor. Aun así, son muchos los actores que se niegan a realizar ellos mismos este tipo de secuencias porque, según Serapio “va con el carácter de la persona”. Es lógica esta postura si tenemos en cuenta cuáles son los momentos en los que puede intervenir un especialista y que Nacho Serapio define: “cualquier escena en la que pueda verse en peligro la integridad de un actor o en aquellas que requieran una habilidad especial que el actor no posea”. Por tanto, esa definición incluye desde lo más sencillo como una carrera, caerse al suelo o montar a caballo hasta acciones más arriesgadas: atropellos, peleas, tiroteos o caídas desde varios pisos de altura.

 

Nacho Serapio rodando una secuencia

Estas situaciones en las que la grabación requiere una atención especial por parte de todo el equipo hacen que se extremen las medidas de seguridad durante el rodaje. Siempre debe haber presente un coordinador de acción, que vele por la seguridad de los especialistas. Asimismo, “las acciones deben estar previamente ensayadas para saber que se pueden hacer correctamente y no retrasar los rodajes”. Por otro lado, en el caso de que se utilice fuego “los cuerpos de los especialistas deben estar cubiertos mediante diversas protecciones en las zonas que puedan sufrir daños”.  En cambio, si hay armas, éstas son las protagonistas de la escena “debe haber un maestro de armas, siembre han de ser de fogueo o sin filo ni punta”. Pero Ignacio Serapio también incide en la importancia de otros detalles secundarios como las colchonetas o los objetos que puedan estorbar las acciones. Ante toda esta seguridad hay un hecho que nunca debe pasarse por alto y que el campeón de artes marciales tiene muy claro: “cuando estas medidas no se toman, el especialista puede y debe negarse a trabajar”.

Nacho Serapio: “Las acciones deben estar previamente ensayadas para saber que se pueden hacer correctamente”

La formación de este actor y especialista en diferentes países también le ha permitido establecer claras diferencias entre ellos. Por ejemplo, Serapio reconoce que en nuestro país existen especialistas reconocidos dentro del mundo del cine, pero que el público desconoce: “somos muchos y todos merecen ser nombrados. Pero yo he dicho en algunas ocasiones a mis compañeros que, cuando los veo trabajar, siento que son mejores que yo”. Otra de las diferencias entre los especialistas de EE.UU y los españoles es el sueldo según confirma Serapio. Pero, además, hay otros aspectos que se deben tener presentes y es que muchos especialistas formados en España se marchan al extranjero ante el concepto negativo del cine español: “Es un hecho muy normal. Yo tengo amigos trabajando en Francia, Estados Unidos, Tailandia, Hong Kong, etc. Yo mismo estoy planteándome tratar de ir a probar suerte a otros países.”

Serapio junto con miembros del equipo

 

Actualmente, Nacho Serapio está al frente de su propia empresa de especialistas stuntcorps y con varios proyectos propios en cartera con la productora 5dedos-media en los que además de ser protagonista está muy implicado en la producción, entre los que destacan themaskofbauta, donde trabaja en una serie de tv, y juanhombre-lapelicula un largometraje de acción basado en hechos reales. Así es como un actor y especialista intenta ganarse se gana su sitio dentro de este complicado gremio.

Anuncios