El videoclub virtual, negocio de futuro

Posted on 3 marzo, 2011 por

0


Álex de la Iglesia lo mencionó durante un esperado y polémico discurso durante los Goya. “Internet no es el futuro, es el presente, y es la salvación del cine”, así de rotundo se mostraba después de la batalla mantenida con la ministra de cultura, González – Sinde, sobre internet y la piratería. “Los del cine tenemos que innovar, tenemos que contemplar y entender el negocio del cine de una nueva forma, siempre pensando en nuestros derechos pero sin olvidarnos de nuestras obligaciones y la responsabilidad con el público”, finalizó el director de la Academia. Algunas empresas están ofreciendo servicios a través de la red, y lo primero ha sido crear varios videoclubs online. Estos videos store, que en América y Japón se encuentran en fases más avanzadas, comienzan a aparecer en nuestro país con la esperanza de destacar junto al intento de erradicación de la piratería.

Los videoclubs son cosa del pasado. Nadie espera a su apertura el día siguiente, nadie pretende desplazarse con tal de adquirir la última película de su director preferido. Ahora existen alternativas más cómodas. Hablamos del cine bajo demanda a través de la red. Una nueva forma de subsistencia de las empresas distribuidoras que observan que los cinéfilos prefieren acceder a sus contenidos favoritos las 24 horas del día, además de poder disfrutarlas de una manera simple, como es a través de la pantalla del ordenador, o desde el receptor de señal de televisión.

Empresas como Sony o Samsung aprovechan la inclusión de Wi-fi en sus últimas pantallas LED. Al conectar la televisión a la red, rápidamente aparece un software de funcionamiento simple y a través del cual podemos adquirir los films. Qriocity es el sistema ideado por la empresa japonesa, mientras que la empresa coreana ha optado por bautizar su servicio como Samsung Movies. El funcionamiento de ambas es sencillo, basta con registrarse en la página web y seguir las instrucciones. Ahora, la reproducción y las condiciones de uso de ambas son distintas. Mientras que el software de Sony podemos acceder únicamente desde televisores Bravia, o sistemas como la PlayStation3, Samsung nos ofrece la posibilidad de acceder desde un PC común. El sistema de alquiler también varía, siendo mayores los precios que encontramos en Qriocity, a su vez disponemos de menor tiempo para disfrutarlas. Una vez que pulsamos el play, solo tenemos 48 horas para su visión. Samsung movies tiene como principal contra el catálogo. Sin embargo, ambas opciones son un incentivo más para aquellos que quieran adquirir una nueva televisión, puesto que con ella puede disponer de estanterías de últimos lanzamientos e incluso de remasterizaciones de grandes clásicos.

Otras ofertas televisivas las podemos encontrar con Imagenio, Ono y su Ojo TV, o Vodafone e Internet TV. El método que siguen estas empresas son más que conocidos. Sin embargo, por número de clientes, tienen en sus manos el devenir de este sistema de mercado. Mientras que algunos sistemas dependen de la adquisición de televisores, los consumidores de estas empresas son prácticamente la mayoría de habitantes de aquellas ciudades a las que llega. Orihuela cuenta con más de dos mil afiliados a Ono, cifra harta superior en ciudades como Elche y Alicante. Por ello podemos asociar el futuro de esta fórmula de negocio a estas empresas en gran parte. Si triunfan en estos medios, ¿por qué no ocurrirá lo mismo con aquellas que solo se puedan encontrar en Internet?

En un click

Pasamos la mayor parte del tiempo frente a una pantalla de ordenador. Si no se burla la ley que entrará en vigor en verano, los cibernautas recurrirán a webs como Filmotech, Filmin, Netflix o Cineclick.com, olvidándonos del Emule, por ejemplo. Además, los sistemas de pago favorables, la calidad de las descargas, y el boca a boca entre usuarios parece guiar viento en popa estos métodos. Precisamente uno de estos sistemas, Filmotech, fue cofinanciado por el Ministerio de Cultura desde el momento de su creación para intentar frenar las descargas ilegales. Sin embargo, es muy apetitoso clicar sobre una carátula y descargar el contenido sin más miramientos. Sin medidas para frenar esa situación era difícil la eclosión de Filmotech. Cerca de su desaparición, ahora hay que comprobar como se recupera de los problemas iniciales.

Mercado consolidado en el extranjero

Cadenas conocidas como Mediamarkt, o empresas cibernéticas importantes como Google o Youtube, comienzan a introducir sus productos cinematográficos en la red. Aun así, en España todavía no disponemos de ninguno de estos sistemas. Con la reciente ley Sinde cabe la esperanza de que podamos verlos, sobretodo Youtube Store. Mediamarkt, que de momento solo utiliza este servicio en Alemania con excelentes resultados es el que menos probabilidad tenemos de ver, puesto que la empresa prefiere no extenderse por culpa de la piratería, y del posicionamiento adquirido por otros medios.

Si todo se prevé bien, estos servicios pueden conformar ese presente mencionado por Álex de la Iglesia durante los Goya. Los precios actuales son excepcionales. El problema puede llegar tras el cierre de las webs de descargas ilegales. Alguna empresa puede que aumente sus precios proporcionalmente a la demanda de sus servicios. Este es uno de los principales miedos que los usuarios exponen en los foros. Además, el catálogo de determinadas páginas deja que desear, y el aumento de este será difícil, puesto que las películas incluidas son los taquillazos del momento. Y esto es lo que vende. También habrá que comprobar si los alquileres incluirán los extras, tan codiciados por algunos y tan detestados por otros. Hasta el momento, se alquila el largometraje. Y que decir de las versiones originales, imposibles de encontrarlas en la actualidad.

La llegada de Youtube Store y Netflix a Europa ampliarán la oferta. El cambio está más que asegurado. Si las empresas optan por esta forma de negocio es prácticamente imposible un fracaso general. Además, ¿quién no pagaría unos euros al mes por conseguir sus películas favoritas en HD? Seguramente hablaremos de Filmin, Filmotech, Netflix en un futuro no muy lejano, y dejaremos atrás los archiconocidos Series Yonkis, Elite Freak, Ares y Emule.

Análisis de los mejores sistemas de videoclub online aquí.

Anuncios