Mar Iglesias: “Si cuelgas algo, te expones a que aparezca en cualquier otro sitio fuera de contexto”

Posted on 3 marzo, 2011 por

1


Mar Iglesias es directora del ciberperiódico Comunic@ando

Mar Iglesias es directora del ciberperiódico Comunic@ndo, redactora de Vilaweb y profesora de  la carrera Publicidad y Relaciones Públicas del Departamento de Comunicación y Psicología Social en la Universidad de Alicante. Condede una entrevista a InCinema sobre redes sociales y  personajes públicos, y en especial las polémicas en Twitter de Nacho Vigalondo y Álex de la Iglesia.

http://www.ivoox.com/incinema-entrevista-a-mar-iglesias-sobre-redes-sociales_md_552490_1.mp3″

¿Qué piensa del revuelo en torno a las controversias sobre famosos y redes sociales?

Creo que la gente es poco consciente de la repercusión que tiene el estar en una red social. Debería diferenciarse lo que es un perfil personal de uno profesional, y más si es de empresa. Este último debe cuidarse y estar incluido dentro de un plan de comunicación en el que se sepa qué mensaje se quiere dar, a quién, cómo, cuándo y qué redes sociales son más interesantes.

Sobre las polémicas que ha habido en las redes sociales, todo se debe al desconocimiento generalizado de cómo funcionan. Las bromitas no sirven en las redes sociales, de eso hay que ser consciente. A Nacho vigalondo la suya le ha salido cara. La de Bisbal yo creo que fue un poco exagerada, pero aun así ahí también creo que ha aprendido que hay que medir mucho las palabras a la hora de utilizar las redes sociales. No creo que sea censura, es autocensura o ser consciente de la repercusión que tienen tus palabras, igual que en cualquier otro medio de comunicación social.

¿Entonces piensa que nuestros personajes públicos no están preparados para compaginar la vida personal con la pública ahora que audiencia y famosos nos hemos acercado tanto?

Sí. Pero creo que se aprende de los errores. A partir de ahora, los personajes públicos se cuidarán muy mucho de lo que dicen en las redes sociales.

No creo que sea censura, es una autocensura o ser consciente de la repercusión que tienen tus palabras

¿Cree usted que es viable establecer gatekeepers, controladores de la información, para esas cuentas personales de los famosos? Por ejemplo, contratar a un relaciones públicas para que mire por encima del hombro lo que está escribiendo cada uno.

No deberíamos llegar a esos extremos. Cierto es que el sentido común es el menos común de los sentidos, pero siendo personas adultas, no necesitarían tener un gatekeeper detrás. Lo que está también claro es que el Twitter lo tiene que llevar el personaje, no un “negro” o una persona que te lleve las relaciones públicas o la comunicación, porque eso se paga muy caro cuando se descubre en internet.

Y ese es uno de los casos que tenemos, por ejemplo, con Rosa Díez. Hacía como que ella mandaba sus “tweets”, hasta que se dieron cuenta de que estaba en un programa en directo, en una tertulia, y vieron que estaba “twitteando”. Y la reacción que hubo fue tal que tuvo que cerrar su twitter. Porque una de las cosas que no perdonan los seguidores en internet es la mentira.

Con el advenimiento de las redes sociales… ¿Tienen mucho más trabajo ahora los profesionales de relaciones públicas?

Sí. De hecho, la profesión más demandada ahora mismo en las páginas web de búsqueda de trabajo es Community Manager. Ahí hay una oportunidad de trabajo muy amplia, lo que pasa es que hay que profesionalizar y especializar a la gente para que lo sepa hacer. Ser Community Manager no es tan divertido como parece, no es llevar tu perfil de Facebook con los amigos.

Y qué ocurre cuando un profesional, desarrollando su vida privada en las redes sociales, actúa en contra de las acciones comunicacionales de la institución a la que pertenece?

Lo normal es que se le dé un toque o en los casos más graves se le puede abrir un expediente. Por eso es tan importante la comunicación interna dentro de las organizaciones, para que todos los trabajadores compartan esa visión de la empresa y esa comunicación.

Hay que ser consciente de la importancia que tienen la comunicación y la repercusión de los mensajes

¿Y cuando se trata de una persona independiente y famosa, como lo que pasó con Nacho Vigalondo?

Eso son las repercusiones de una bromita de mal gusto. Fíjate a lo que se puede llegar por una broma. Ahora ha aprendido la lección y dudo que vuelva a hacer más gracias de ese tipo, porque ya ha “pagado su culpa”.

¿Qué piensa de la estrategia que siguió Álex de la Iglesia con su salida de la Academia?

Yo creo que de sabios es rectificar. Y en este caso, si consiguió más información de la que tenía y rectificó, bien está. Considero que tampoco hay que pararse en una posición, hay que aprender de los errores.

Le han dirigido críticas por su forma de llevar su política…

Todo el mundo puede opinar en ese aspecto. Yo creo que no lo hizo tan mal. Él utilizó los recursos que tenía a su alcance y luego justificó sus acciones. De hecho me encantó el discurso que hizo el día de los Goya, y la gente le aplaudió mucho. Por ese lado, me pareció una buena actuación.

¿Qué soluciones cree que deberían tomarse para evitar los conflictos persona-empresa?

Ser conscientes de la importancia que tiene la comunicación y la repercusión de los mensajes. También saber diferenciar la parte personal de la parte profesional. Y algo que cada vez es más cierto: “si no quieres que se publique algo en internet, no lo cuelgues”. Si lo haces, te expones a que aparezca en cualquier otro sitio fuera de contexto.

<object id=”player552490″ width=”240″ height=”133″ type=”application/x-shockwave-flash” data=”http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_552490_1.html”><param name=”movie” value=”http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_552490_1.html”></param><param name=”AllowScriptAccess” value=”always”></param><param name=”allowFullScreen” value=”true”></param><param name=”wmode” value=”transparent”></param>http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_552490_1.html</object>
Anuncios