Miedo y asco en internet

Posted on 3 marzo, 2011 por

0


/Around the World with The Blumberg's

Gracias internet es sencillo resolver el dilema de qué nueva película ir a ver a las salas: se puede recurrir a las críticas de las versiones digitales de nuestras revistas preferidas, como Fotogramas, Cinemanía o Cahiers du Cinéma. Vigilar a nuestras almas gemelas en FilmAffinity o consultar las reseñas y votaciones en la vasta Internet Movie Database. Y, si se quiere tener una visión más global, comprobar cómo le ha sentado el largometraje a cientos de críticos en Rotten Tomatoes. Pero… ¿y si buscamos algo especial? Este mes InCinema se sumerge en una forma diferente de experimentar, informarse y compartir el cine. Entrevistamos al equipo original de Eat My Brains, responsable del Zombie Club, y a Carlos Palencia (alias “Oso 55”), administrador de la página española Cine Cutre. Además, echamos un somero vistazo a la miríada de páginas de cine menos convencionales que rondan en la red.

Un fenómeno que cada vez cobra más fuerza es el de la crítica de “buenas malas peliculas“, películas tan pobres que provocan risa. O, visto desde otra perspectiva, “el mal buen cine”. Esto es, cine de primera línea de Hollywood que debería, en virtud del presupuesto o los profesionales involucrados, ser más que decente. Sin embargo, defrauda  todas las espectativas y sólo deja hueco al escarnio y el chascarrillo.

Cada vez cobra más fuerza la crítica de “buenas malas peliculas”, películas tan pobres que provocan risa

Prueba de la popularidad de este tipo de cine son la cantidad de páginas exitosas que buscan provocar la risa a consta del escaso talento y los magros medios: la seminal Badmovies.org (que incluso tiene una guía para identificar a primera vista las películas mediocres), Cinema Suicide, la veterana Jabootu, la española Cine Cutre… La lista es interminable. Todas comparten una extraña relación de amor/humor/odio con películas de la serie A a la Z, aunque varían de la sátira más dura a la risa más simpática y cómplice.

Pero… ¿Dónde informarse de una forma más seria, respetuosa o melancólica sobre éxitos de décadas anteriores y propuestas de género actuales? Hay una amplia variedad, ¿Películas de artes marciales? Kung Fu Cinema o Fight Flicks. ¿De ciencia ficción? ¿Acción? ¿Western? ¿De mafiosos? ¿Terror? Estas son posiblemente las más numerosas, con buques insignia como Bloody Disgusting, Rue Morgue Magazine o Eat My Brains.

El grado de especialización es tal que podemos encontrar páginas dedicadas a los subgéneros. Sin alejarnos del cine de terror, las hay dedicadas exclusivamente al gore, al slasher, a las películas italianas, a las películas de mosntruos de los 50… Hasta alcanzar cada vez géneros menos conocidos, como el post apocalíptico. Llegados a un punto, se pueden encontrar páginas que trascienden la especialización y se centran en lo anecdótico, extraño o difícil de encontrar. Desde páginas dedicadas a directores olvidados de exploitation a la búsqueda de un oscuro actor enano filipino.

Hay todo un mercado alrededor de las películas de culto y de terror

Pero este gusto por lo raro y exclusivo no se limita a las páginas de fans: hay todo un mercado alrededor de las películas de culto y de terror. Algunas páginas distribuyen las películas y series más raras. Otras explotan las citas y referencias más cinéfilas. Y claro, no faltan tiendas más convencionales de posters, monstruos y figuras. Incluso hay artistas especializados en arte de películas de terror.

Internet ofrece una inmensa oferta en información sobre cine de todos los géneros. Con tan diversas temáticas, contenidos, formatos y oferta, es fácil encontrar nuestros portales de cine favoritos.

Anuncios